En el control de daños tras el “jueves negro” de Culiacán, la comandancia de la tercera región militar con sede en Mazatlán, hizo un acopio de información donde un dato, entre muchos otros, llamó la atención. Se trató del perfil de un desertor de la tercera brigada de Policía Militar con cuartel en el Sauz, base localizada a las afueras de la capital sinaloense en la sindicatura de Costa Rica.

De tiempo atrás desde que Joaquín “el Chapo” Guzmán se encumbró a finales de los años ochenta y principios de los noventa como un traficante de drogas destacado, en su escolta siempre tuvo a militares retirados o desertores. A partir del año 2001 cuando se fugó por primera vez del penal de Puente Grande en Jalisco, sus principales guardaespaldas volvieron a ser militares.

 La versión que circuló horas después de la liberación de Ovidio Guzmán López, tras su captura por parte de elementos de la Guardia Nacional y de la Policia Ministerial Militar, fue que uno de los escoltas de los hijos del Chapo es un militar desertor.

Fotos y nombres comenzaron a circular durante el viernes y todo el fin de semana de un individuo que aparece con uniforme verde olivo, en algunas imágenes portando un radio, y en otras fusiles de asalto. El nombre con el que se le identificó fue “Pepe Sierra”.

De acuerdo a varias fuentes militares su nombre real es José Adolfo Medrano, es soldado y perteneció al séptimo batallón de Policía Militar con cuartel en el Saúz. De hecho varias de las fotos que circulan en redes están tomadas dentro de estas instalaciones.

Mas allá de especulaciones que le atribuyen preparación especial para ser instructor en adiestramiento a las milicias del cartel de Sinaloa que tomaron Culiacán aquella tarde, Medrano tiene otro tipo de conocimientos. Y son los básicos que posee cualquier Policía Militar como el manejo de armamento individual, defensa personal, empleo del tolete, uso de equipos químicos como granadas de humo, lacrimógeno, gas pimienta y control de disturbios civiles.

Si bien el empleo táctico de las milicias armadas del cartel logró sitiar las principales entradas a Culiacán en poco tiempo, mientras de forma paralela se llevaba a cabo un bloqueo de los puentes y avenidas que comunican la ciudad con el sector Tres Ríos donde se suscitó el tiroteo tras la captura de Ovidio, hubo un hecho que golpeó en la parte mas sensible a los militares. Y este se la atribuye a la información que habría proporcionado Medrano.

Como Policía Militar otra de sus labores era realizar recorridos de supervisión de las patrullas de seguridad que incluyen unidades habitacionales militares. Solo alguien que conoce cuanta gente está de guardia, el tipo de armamento que usan y los horarios de cambio del personal que resguarda donde viven las familias de los soldados, pudo haber orientado la decisión para que el narco atacara este lugar.

El ataque a la zona habitacional militar, las amenazas de asesinar mujeres, niños, y a un pelotón de soldados que habían sido tomados como rehenes, fue parte de los motivos por los que se tomó la decisión de liberar a Ovidio.

Estados Unidos fijó su posición frente al gobierno de México en materia de combate al crimen organizado. En realidad, no están satisfechos con los resultados obtenidos hasta ahora y se muestran muy preocupados por lo ocurrido la semana pasada en Culiacán, cuando el Ejército Mexicano tuvo que liberar a Ovidio Guzmán Loera, hijo de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, según el gobierno federal, para salvaguardar la vida de las personas.

En un hecho inédito, el grupo criminal dio a conocer un comunicado a través de las redes sociales en la que fija su posicionamiento respecto del operativo fallido del jueves 17.

El cártel de La Unión, uno de los más poderosos que opera en la Ciudad de México, se afianza en la distribución de drogas mediante el uso de plataformas digitales, las cuales utiliza para distribuir drogas, contactar clientes y mantenerse alertas sobre operativos oficiales. Con esta nueva narcodinámica, el grupo criminal se ha posicionado como el que ejerce mayor dominio en la capital del país.

“El Lunares”, jefe del cártel Unión Tepito, logró darse a la fuga. Según Omar García Harfuch, jefe de la policía de la Ciudad de México, operaba con protección y seguramente le dieron el pitazo del operativo

Esta mañana se llevó a cabo un operativo en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, que derivó en una balacera que generó pánico en varias calles del centro de esa ciudad.

Manuel Bartlet Díaz, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), está acusado de ocultar información respecto de su patrimonio. Se le detectó una red de residencias que suman unos 800 millones de pesos, así como múltiples empresas que le han dejado ganancias millonarias, pero no las ha hecho públicas en su declaración patrimonial.

El magnate sindical está en caída libre ya sin el poder que lo cobijó.

Las matanzas de los últimos meses, ocurridas en Michoacán, Veracruz, Guerrero, Tamaulipas, entre otros estados en Guerra, demuestran que el crimen organizado gobierna en buena parte del territorio nacional y que le disputa al Estado mexicano el control del país.

Rogelio Fabián, cacique de la CNPR, en la mira de Inteligencia Financiera; se le acusa de enriquecimiento inexplicable y de ejercer prácticas de usura con el dinero de los productores de caña en Veracruz.

Page 6 of 9

Tweets al momento

Tijuana: Operadores de Gastélum Buenrostro aprovechan pandemia para defraudar. https://t.co/KHe2O09uoX @Rravelo27
Andrés Manuel: Traiciona A Técnicos y Profesionistas de Pemex. https://t.co/CtclKUa1wE via @Rravelo27
Osvaldo Martínez Gámez, enloquecido por su cargo de regidor en el ayuntamiento de Xalapa planea el asesinato de la… https://t.co/2mqRfFXdVV
¡Perversos!... ¡Sucios¡... ¡Incrédulos!... ¡Uuuleros!... Es Un Honor... Es un... https://t.co/QfMSqBefVk
Follow Contacto Político on Twitter