La Unión, el cártel cibernético

El cártel de La Unión, uno de los más poderosos que opera en la Ciudad de México, se afianza en la distribución de drogas mediante el uso de plataformas digitales, las cuales utiliza para distribuir drogas, contactar clientes y mantenerse alertas sobre operativos oficiales. Con esta nueva narcodinámica, el grupo criminal se ha posicionado como el que ejerce mayor dominio en la capital del país.

 Se sabe que opera desde el año 2000, cuando las autoridades federales tuvieron conocimiento de su existencia, de su poder y de su expansión en toda la Ciudad de México y área metropolitana. Se trata del cártel de Tepito, de donde emergió después La Unión, cuyos orígenes, de acuerdo con informes oficiales, los vinculan al cártel de Tijuana, entonces encabezado por Ramón y Benjamín Arellano Félix.

            El cártel de Tepito o Unión-Tepito es uno de los más violentos, pero según un análisis de su dinámica en casi dos décadas de existencia ha extendido sus dominios a otros estados de la República mexicana: ahora se habla de sus operaciones en Puebla, San Luis Potosí, Veracruz, Estado de México, Tijuana, Michoacán y Guerrero.

            En todos esos estados ha logrado afincarse con la protección de mandos policiacos, igual que en la Ciudad de México, donde la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum reconoció el lunes 22 que el cártel de la Unión opera con protección de agentes de seguridad.

            Ese día, la policía capitalina y efectivos de La Marina implementaron un operativo en la colonia Morelos, base de operaciones del cártel La Unión. No sólo decomisaron cuantiosos (dos toneladas y media), cargamentos de marihuana y cocaína: también desmantelaron un laboratorio, aseguraron precursores químicos, un lanzagranadas, granadas de fragmentación, armamento de alto poder, vehículos y un millón y medio de pesos en efectivo. Un total de 31 personas fueron detenidas.

            Omar García Harfuch, jefe de la policía capitalina, denunció que el cártel de la Unión, que tiene la hegemonía de la distribución de drogas en la Ciudad de México, recibía protección oficial, pero no mencionó nombres. Por su parte, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum dijo que se abrirá una investigación para castigar a los policías que brindaban protección a esa organización criminal.

            El Cártel de Tepito o Unión Tepito es uno de los que más ha evolucionado en los últimos años en la Ciudad de México, superando, por ejemplo, al cártel de Tláhuac, disminuido tras la muerte de su líder, Felipe de Jesús Pérez Luna, “El Ojos”, quien fue abatido durante un operativo implementado por La Marina.

            “El Ojos” y su cártel –extensión de los hermanos Beltrán Leyva, primero, y de la Familia Michoacana, después –controlaba la distribución de drogas en todo el Oriente de la Ciudad de México. De acuerdo con su expediente, se dedicaba a narcotráfico desde el 2002.

            Tras estos hechos, el cártel de La Unión se posicionó en la Ciudad de México como el más poderoso y no sólo eso: ahora es sumamente versátil porque utiliza aplicaciones electrónicas (Apps) para hacer más dinámica la venta de drogas y el contacto con los clientes es directo.

            De acuerdo con informes de la Subprocuraduria Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), el cártel de la Unión tiene una muy bien organizada distribución de su trabajo: en cada zona de la ciudad dispone de distribuidores armados con vehículos, pistolas, sistemas de comunicación y varias Apps con las que mantienen permanente comunicación con sus clientes y proveedores.

            El cártel también dispone de una amplia red que incluye a empleados de antros –meseros, barman, valet parking –que desde los negocios atienden las solicitudes de los comensales: quien necesita cocaína, por ejemplo, la pide al mesero de su confianza y éste saca su celular, abre una aplicación y solicita el pedido.

            De inmediato envía la ubicación del lugar o su nombre, si es ya conocido, y en cuestión de veinte minutos el pedido está entregado y en las manos del consumidor. El distribuidor arriba al restaurante o bar en una motocicleta o en un vehículo.

            De esta forma, el cártel de la Unión ha ido ganando más espacio y control territorial en la Ciudad de México. Según datos oficiales, actualmente controlan la distribución en las colonias de mayor movimiento: Roma, Condesa, Polanco, Coapa, Insurgentes Sur y Satélite. En estas zonas se utiliza Whatsapp, Telegram, Imo y/o llamadas a través de estas mismas aplicaciones.

            Los distribuidores de droga tienen códigos para comunicarse con sus clientes y cada operador de zona tiene sus propios distribuidores, quienes son sometidos a horarios de trabajo exhaustivos, les exigen responsabilidad, disciplina, discreción y respeto, pero quien viole las reglas es torturado “para que se discipline en su trabajo”.

            Cada semana realizan sus reuniones para recabar información sobre lo que han visto, si han detectado competencia, a fin de proceder a su eliminación, pues no permiten que otros grupos les invadan la plaza.

            A través de un grupo denominado “Dormidos” los operadores de zona y los distribuidores son alertados sobre operativos de la Fiscalía General de la Ciudad de México, Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de la Defensa Nacional o La Marina; también les informan sobre la presencia de elementos de la policía capitalina con los que no estén arreglados.

            Según se pudo saber, los distribuidores reciben su sueldo cada semana. Una parte en efectivo y otra en especie, la cual pueden vender o consumir, todo depende de la decisión de cada uno de ellos.

Rate this item
(1 Vote)
Ricardo Ravelo

Ricardo Ravelo es periodista desde hace 32 años. Fue reportero del semanario Proceso, donde cubrió la fuente policiaca y los temas relacionados con el crimen organizado. Es autor de diez libros en los que aborda el explosivo flagelo del narcotráfico.

Entre otros títulos, ha publicado Herencia Maldita (Grijalbo 2006); Narcomex (Debate 2012); Osiel: Vida y tragedia de un capo (Grijalbo 2009); En Manos del Narco (Ediciones B 2017); Los Zetas, La Franquicia Criminal (Ediciones B 2014); Ejecuciones de periodistas: Los Expedientes (Grijalbo 2017) y Los Incómodos I y II (Planeta 2018). Ha sido conferencista en España, Brasil, Perú y Estados Unidos.

Actualmente es director editorial del portal de noticias Contactopolítico.com y columnista del diario electrónico SinEmbargo.com.mx

Tweets al momento

Tijuana: Operadores de Gastélum Buenrostro aprovechan pandemia para defraudar. https://t.co/KHe2O09uoX @Rravelo27
Andrés Manuel: Traiciona A Técnicos y Profesionistas de Pemex. https://t.co/CtclKUa1wE via @Rravelo27
Osvaldo Martínez Gámez, enloquecido por su cargo de regidor en el ayuntamiento de Xalapa planea el asesinato de la… https://t.co/2mqRfFXdVV
¡Perversos!... ¡Sucios¡... ¡Incrédulos!... ¡Uuuleros!... Es Un Honor... Es un... https://t.co/QfMSqBefVk
Follow Contacto Político on Twitter